sábado, 2 de abril de 2016

8 ideas para vivir mejor

En el post de hoy, me apetece compartir con vosotros: 8 ideas para vivir mejor, que en realidad parecen sencillas, pero en la práctica no siempre resulta fácil seguirlas en nuestro día a día.

8 ideas para vivir mejor
Disfrutar de la vida


Personalmente, a veces tengo la sensación de vivir demasiado deprisa, de no saborear los buenos momentos y ocupar demasiado tiempo en cosas que no me aportan nada. Por eso, creo que es necesario tener claros nuestros objetivos a largo plazo, para que un día cuando ya no podamos rectificar, no tengamos la sensación de haber desperdiciado nuestra vida en algo que  quizá es lo que se esperaba de nosotros, pero no lo que verdaderamente queríamos haber hecho con nuestra vida.

Por eso os invito a que tengáis esta lista de "8 ideas para vivir mejor" bien cerca, y así no perder de vista vuestro objetivo en la vida.


8 ideas para vivir mejor 

  • Quererse mucho: Decir adiós definitivamente a nuestra inseguridad, a nuestra baja autoestima. No podemos pasarnos la vida queriendo demostrar a los demás lo que somos y cuánto valemos, ¡eso es agotador!. El fondo de querer agradar siempre a los demás, es que lo que pretendemos es que nos quieran, pero eso no lo conseguiremos si primero no nos queremos nosotros mismos, si no nos aceptamos tal como somos.
  •  Dejar de culpabilizarse: Es difícil disfrutar de la vida si cada vez que comemos algo dulce, en lugar de verlo como algo que nos encanta, nos sentimos culpables nada más tragarnos el último bocado. O si nos vamos a bailar con los amigos una noche, no paramos de recordar que nuestra pareja no ha salido y quizá nos esté echando de menos. O si nos gastamos dinero extra en algo para nosotros no dejamos de pensar que quizá no lo necesitábamos... Es bueno pensar las decisiones antes de tomarlas, pero una vez que lo hemos hecho, únicamente debemos disfrutar de lo que tenemos, no arrastrar la culpabilidad hasta tal límite que nada de lo que hagamos nos haga sentir bien.
  • Dedicar tiempo a nosotros mismos: El trabajo, la universidad, la casa, los niños, el supermercado... Es necesario parar de vez en cuando y dedicar parte de nuestro día a hacer lo que más nos guste. No hay que estar ocupado las 24 horas del día, es bueno desconectar, relajarse y escuchar lo que nos pide nuestro cuerpo. Aprender a disfrutar de la tranquilidad, olvidar las obligaciones aunque sea sólo una hora al día.
    8 ideas para vivir mejor
    Tiempo para nosotros
  • Dejar de juzgar: A veces sin darnos cuenta, no paramos de juzgar todo lo que nos rodea. El camarero que nos sirve lento y que nosotros consideramos que debería espabilar. La capacidad de nuestro jefe para dirigir bien a su personal, unos trabajamos mucho y otros...  No es necesario tomar una postura ante todo. Es mucho más sencillo saber disfrutar de la parte positiva de las cosas y no intentar arreglarlo todo, porque además las cosas son como son, aunque nosotros tengamos otra opinión de cómo deberían ser. 
  • Disfrutar de las pequeñas cosas: Ver la lluvia a través de la ventana de casa, notar los primeros rayos del sol de primavera mientras vamos por la calle, saborear nuestro postre preferido, tomar un café con nuestro mejor amigo con una larga conversación... hay tantas y tantas cosas que no cuestan dinero y que podemos hacer a diario, que si no sabemos detectar esos momentos y los vivimos "por encima" probablemente nos estemos perdiendo lo mejor de estar vivo.
8 ideas para vivir mejor
Saber disfrutar de las pequeñas cosas
  • Viajar tanto como podamos: Es una forma perfecta de aprender, de conocer otras costumbres y culturas, de compartir el viaje con personas que nos aporten algo nuevo, de saber convivir, de desconectar del día a día lejos de nuestro entorno y por supuesto de disfrutar y llenar de bonitos recuerdos las páginas de nuestra vida.
  • Sentir pasión: Porque no hay nada mejor que sentir pasión por lo que uno hace. Si tenemos que ir todos los días a trabajar, lo mejor es que intentemos disfrutar de esas horas de la mejor manera, dando lo mejor de nosotros mismos y que eso se vea reflejado en el resultado de nuestro trabajo y en la relación con los compañeros. Si decidimos formar una familia, ser consciente del gran privilegio que eso supone y ofrecer nuestra mejor versión para que todos los que nos rodean se sientan igual de a gusto que nosotros.
  • No dejar nunca de aprender: Porque mientras lo hacemos, estamos evolucionando, estamos desarrollando una capacidad nueva que nos puede aportar mucho y enriquecer como personas. No es necesario hacer un máster, basta con que a nosotros nos ayude a sentirnos útiles, capaces y a cubrir esa parte de curiosidad que todos poseemos. Si tenemos como hobby la fotografía, investigar todo lo que podamos sobre ella, si nos relaja la cocina, aprender recetas nuevas que luego podamos hacer en compañía de amigos o familiares.... al final se trata de acumular buenos momentos que nos aporten felicidad.

¿Me prometéis que lo váis a intentar? Vamos a por ello!
     
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario